PORTADA Iridiologia

La iridología como método de diagnóstico

La iridología es un método de diagnóstico basado en la observación del iris de los ojos y sus cambios.

Quienes la practican afirman que el iris revela el funcionamiento y el estado de salud del organismo y que dicha información puede usarse para prevenir enfermedades, identificar anomalías y contribuir, en su caso, a su tratamiento.

Aunque se sabe que antiguamente los médicos buscaban signos de enfermedad en los ojos de sus pacientes, la iridología no surgió hasta el siglo XIX. A su descubridor, el médico húngaro Ignaz von Peczely, se le ocurrió sistematizar la lectura del iris a raíz de un incidente con un búho herido, en su iris notó una pequeña mancha negra que se convirtió en una raya blanca una vez sanado. Tras esto empezó a observar que cada enfermedad se manifestaba en sus pacientes con una marca distintiva en el mismo punto del iris.

Los iridólogos dividen el iris en secciones vinculadas con partes específicas del cuerpo humano y también en seis zonas asociadas con los diversos aparatos y sistemas del organismo, del siguiente modo:

Seis zonas del iris asociadas con los aparatos y sistemas del organismo:

  • La primera zona, la más cercana a la pupila, se relaciona con el estómago.
  • La segunda con los intestinos.
  • La tercera con los sistemas sanguíneo y linfático.
  • La cuarta con las glándulas y algunos órganos
  • La quinta con los músculos y el esqueleto,
  • La sexta, la más externa, con la piel y las funciones de eliminación.

Cada iris corresponde a su lado respectivo del cuerpo, si bien, muchas funciones de éste se reflejan en ambos iris.

Iridology_iris_eye_chart_right_mirror

En general, los órganos y funciones de la parte superior del cuerpo revelan su estado en la mitad superior del iris, y en la otra mitad se manifiestan los de la parte inferior.

El iris muestra:

  • Marcas blancas: cuando hay inflamación, estimulación excesiva y estrés.
  • Marcas oscuras: cuando una parte del cuerpo no funciona bien.
  • Un anillo negruzco alrededor del iris puede indicar acumulación de toxinas en la piel por retención de líquidos o estreñimiento.

Una vez identificadas las marcas anormales en el iris, el terapeuta podrá dar un diagnóstico del estado de la persona, siendo capaz incluso de detectar signos de alarma de ciertos trastornos.

Los iridologos clasifican a las personas en 10 tipos constitutivos según los rasgos peculiares de su iris, cada uno de los cuales tiene distintos puntos fuertes y débiles. Además, según su predisposición a la enfermedad, hombres y mujeres pueden ser de tipo linfático, hematógeno o biliar.

Aunque para los médicos el aspecto general de los ojos suele ser indicativo del estado de salud del paciente, pocos utilizan esta técnica.

Por otro lado, ante cualquier síntoma de molestia ocular, ven a Óptica Barreña