Portada

Preguntas y respuestas sobre los dolores de cabeza y nuestros ojos

  • Blog

El dolor de cabeza y ojos está asociado de manera habitual a un problema de refracción no tratado; miopía, hipermetropía y/o astigmatismo. Se trata de una de las molestias más extendidas hoy en día en la población mundial, ya que, en muchas ocasiones, va vinculado al estrés a nuestra rutina de trabajo o vida diaria, fruto de un sobreesfuerzo por parte de nuestros órganos visuales a la hora de realizar tareas minuciosas, que requieren mucha concentración, y mirar a un mismo punto durante largas jornadas.

A continuación, repasamos las causas más habituales que nos pueden llegar a provocar dolor de cabeza; desde las pequeñas migrañas pasajeras, a aquellos casos en los cuáles debemos pasar a manos de un especialista que nos indique el tratamiento más adecuado.

 

¿La mala visión puede provocar dolores de cabeza?

Nosotros dentro del ojo tenemos una “lente”, el cristalino, cuya función principal es enfocar. Esa lente está dirigida por un músculo que se encuentra a su alrededor, que permite regular el enfoque dependiendo de las distancias.

No obstante, si tenemos algún tipo de anomalía en nuestros ojos, un esfuerzo continuado por parte de este músculo puede provocar dolores de cabeza. Se trata de un “cansancio” al que denominamos fatiga visual.

 

¿Qué podemos hacer para evitar estas molestias?

Debemos cuidar la forma en la que trabajamos, especialmente en tareas que requieren estar mirando un objeto de cerca, para evitar esos dolores de cabeza. Modificar nuestra postura, alejar el teclado y la pantalla del ordenador, ya que cuanto más cerca se encuentren, mayor es el esfuerzo que nuestros ojos deben realizar para enfocar adecuadamente, y termina causando sequedad y picor.

Cada cierto tiempo, aproximadamente cada media hora, debemos realizar pausas para que ese músculo se relaje, así como parpadear frecuentemente, ya que cuando estamos atentos o concentrados en una tarea parpadeamos menos, por lo que nuestros ojos se cansan más.

 

¿Puede un problema neurológico manifestarse a través de la visión?

Probablemente, el más frecuente de todos ellos sean las migrañas. Todo puede comenzar con una pequeña pérdida de visión, o con la aparición de pequeñas centellas en nuestro campo visual, que duran unos 10-15 minutos, y cuando cesan, es entonces cuando dejan paso al dolor de cabeza.

 

¿Qué tratamiento hay para esta dolencia?

Aquellas migrañas ocasionales, que no son muy frecuentes, simplemente un tratamiento analgésico antiinflamatorio es más que suficiente, así como un reposo aproximado de media hora. Si nos ocurre con más intensidad, o son más frecuentes -5 o 6 veces al mes- recomendamos acudir al neurólogo, porque podrá pautar determinados tratamientos más específicos para gestionar adecuadamente la desaparición de las migrañas.