PORTADA Salud Visual Y Alimentacion

Salud visual y alimentación (I)

  • Blog

El estilo de vida que adoptemos puede suponer un riesgo o una ventaja para la salud de nuestros ojos.

Una alimentación adecuada es esencial para mantener la vista a punto. Llevar una dieta equilibrada, rica en antioxidantes, te ayudará a evitar futuros problemas oftalmológicos.

Así para mantener y mejorar la salud de los ojos, y prevenir la aparición de enfermedades asociadas al envejecimiento, los especialistas en salud visual aconsejamos el consumo de alimentos ricos en determinadas vitaminas y nutrientes, que si consigues mantener de manera habitual en tu dieta diaria, te evitarán, entre otros muchos problemas, las grandes dosis del cansancio que producen los problemas visuales, y que seguramente conoces si eres lector habitual o asiduo a las pantallas.

Mejorar tu salud visual es fácil, continua leyendo y haz una rutina con los siguientes alimentos:

Vitamina A.

stock-photo-source-of-vitamin-a-carrots-butter-cheese-milk-cod-liver-oil-apricots-egg-yolk-301142483

Constituye el nutriente más importante para la salud de los ojos, mejora la visión nocturna y ayuda a prevenir un gran número de enfermedades oftalmológicas como las cataratas y la degeneración macular.

Hay dos fuentes de vitamina A en la dieta:

Retinol: presente en alimentos de origen animal. La encontramos principalmente en el hígado, el pescado azul (sardinas, atún, boquerones, caballa), los huevos (sobre todo en la yema), la leche y productos lácteos enteros (mantequilla, nata y quesos grasos). Cabe subrayar que la leche materna posee más vitamina A que la de vaca u oveja.

Caroteno: se encuentra principalmente en vegetales de hoja verde y de color llamativo, como son: zanahoria, diente de león, espinaca, perejil, canónigos, pimiento rojo, col, calabaza, acelga, tomillo, meón, albericoque, papaya, brócoli, berro, tomate, melocotón, sandía, mandarina, naranja, calabacín, puerro, cerezas.

Es importante recordar que, cuanto más madura esté una fruta, una verdura u hortaliza y cuanto más intenso sea su color, mayor será la concentración de pigmentos y de vitaminas.

Vitamina C.

stock-photo-products-containing-vitamin-c-orange-kiwi-lemon-black-currant-sweet-peppers-cabbage-parsley-300889733

Es la vitamina más conocida al ser un antioxidante maravilloso, ayuda a limpiar la sangre de toxinas perjudiciales y así mejorar la salud. Desempeña un rol protector, por lo que si valoras tu vista, esta es una vitamina que debes consumir con regularidad.

Es una vitamina soluble en agua, lo que significa que no se almacena en el cuerpo por lo que debe obtener la cantidad que necesita de los alimentos que consume cada día. Afortunadamente, es fácil de obtener en una variedad de alimentos.

Las fuentes más ricas en vitamina C son el escaramujo, la acerola, la guayaba, la grosella y el perejil. Le siguen el pimiento rojo, el kiwi, las crucíferas, la papaya, las fresas, las frambuesas, el hinojo, la naranja, el limón, el pomelo, la mandarina, el mango, las espinacas, los canónigos, los espárragos, los tomates, las patatas y la piña.

Hay que tener en cuenta que la cantidad de vitamina C que contiene un alimento es muy variada y al cocinarlos parte de la vitamina C se pierde, por ejemplo las espinacas pasan de contener 115mg en crudo a 60 mg cuando se hierven.

 

Como has podido observar en este post, hay gran variedad de alimentos que si tenemos presente en nuestra dieta nos permitirán tener una salud optima a todos los niveles, al igual que las dietas pobres en nutrientes y ricas en grasas saturadas y azúcares, son las que se relacionan con el envejecimiento prematuro ocular.

 

Si quieres seguir conociendo las vitaminas y nutrientes que favorecen la salud visual no te pierdas el próximo post de nuestro blog.