Fotonoticia 20150501092931 800

Salud visual y alimentación (II)

  • Blog

Como decíamos en el post anterior, la dieta influye mucho en la salud visual y bienestar de nuestra visión.

Vamos a continuar hablando de las vitaminas y nutrientes que más favorecen la salud de nuestros ojos protegiéndolos de las enfermedades relacionadas con la edad.

12775934043_ca9b8884af_b

Así, para fortalecer el tejido nervioso de los ojos nos encontramos con el complejo de

Vitaminas B

Este complejo vitamínico es esencial en la activación de las enzimas que nuestro organismo produce para la realización de las funciones vitales.

El estrés diario afecta notablemente a la visión por lo que es muy importarte fortalecerla con la Vitamina B-1 o Tiamina, que podemos encontrar en el centeno, el maíz, el arroz y la miel de abejas.

La Vitamina B-2 también llamada Rivoflamina, proporciona a los ojos el oxígeno vital y se encuentra en los vegetales verdes, las manzanas, el arroz y el germen de trigo.

La Niacina o Vitamina B-3, es un potente inhibidor de la degeneración y el envejecimiento celular con todo lo que ello conlleva para la vista. Se encuentra en la levadura de cerveza, el salvado, los cacahuetes, las almendras, el germen de trigo, los orejones, el arroz integral y las setas.

El consumo de Vitamina B-6, ayuda a bajar el estado de tensión alta o fatiga, la encontramos en el pescado, la yema de huevo, el germen de trigo, el repollo, el centeno y el maíz.

El ácido fólico o Vitamina B-9, esencial igualmente para la salud debido a su efecto protector. Es una vitamina muy sensible al calor y la luz, y se disuelve fácilmente en el agua de cocción, por lo que para asegurarnos niveles óptimos de esta vitamina en nuestro organismo es importante consumir alimentos crudos que la contengan como son la lechuga, la levadura de cerveza, la zanahoria, la escarola, el tomate, el perejil, las espinacas, el brócoli y la mayoría de los frutos secos.

No puede faltar la Vitamina B-12 que encontramos en el hígado, los riñones de cordero, la pechuga de pollo, los huevos y los lácteos, entre otros alimentos.

Existen pocas fuentes vegetales de vitamina B-12, por lo que los veganos y vegetarianos han de tener especial cuidado en este extremo, la encontramos en la levadura de cerveza, las algas, la jalea real y el pan integral.

shutterstock_300889631w

La Vitamina D

La vitamina del sol, también ayuda a preservar las funciones visuales de la retina, prevenir la degeneración macular relacionada con la edad y proteger los ojos de la inflamación.

La Vitamina D la formamos en la piel gracias a la influencia del sol, es difícil obtenerla por via oral, pero te ayudará el consumo de salmón, atún, sardinas, caballa, ostras, huevos o queso.

shutterstock_300889811wLa vitamina E

O tocoferol, ayuda a las células a protegerse contra el estrés oxidativo, que puede conducir a enfermedades oculares degenerativas tales como cataratas y la degeneración macular. También reduce el riesgo de desarrollar degeneración macular avanzada y previene la visión borrosa. La encontramos en el aceite de germen de trigo, el aceite de girasol y oliva sin refinar, las almendras, las nueces, los guisantes, los copos de avena, las avellanas, el perejil, los cacahuetes, el atún y los tomates.

Además de estas vitaminas, también son esenciales los ácidos grasos omega 3 y omega 6. Algunos especialistas señalan que tienen una función preventiva en la degeneración macular del ojo.

El omega 3

Lo encontramos en la soja, las semillas de calabaza, el sésamo el maíz y las semillas de girasol, así como sus respectivos aceites. También está presente en las carnes rojas, las vísceras, los lácteos y los huevos.

El omega 6

Presente en las semillas de lino, de chia, los vegetales verdes, las nueces y el pescado azul, sobre todo en la caballa, el boquerón y la sardina, también en las algas.

Zinc

De gran importancia si quieres mantener una correcta visión con el paso de los años, lo hallarás en la levadura de cerveza, el germen de trigo, las semillas de sésamo y calabaza, los crustáceos y los huevos.

 

Como veis son múltiples los alimentos que ayudan a prevenir los problemas de visión y retrasar al máximo los derivados de la edad, introdúcelos en tu dieta diaria y no te arrepentirás 😉