Portada

Lámpara de hendidura, herramienta imprescindible en la consulta

  • Blog

Cuando se visita al oculista, una de las pruebas que se suelen hacer es el examen con lámpara de hendidura. Quizá el nombre no es muy conocido, pero es algo muy común en las revisiones que seguro que a todos los lectores les suena: se colocan unas gotas en los ojos de paciente, que se sentará frente a la lámpara y tendrá que apoyar la barbilla y la frente sobre un soporte.

 

Pero ¿qué es la lámpara de hendidura?

El profesional de la salud visual realiza un análisis meticuloso de los ojos usando distintos lentes, de manera similar a un microscopio. Las pruebas de lámpara de hendidura son formas de amplificar lo que sucede en la superficie del ojo, en la parte anterior, en el interior y, lo que es más importante, lo que sucede en la parte posterior del ojo, es decir, en la retina. Una lámpara de hendidura es uno de los procedimientos más comunes en un examen ocular integral, porque brinda un informe muy completo sobre la salud ocular y descubre indicadores de muchas enfermedades y afecciones como: cataratas, glaucoma, ojo diabético, degeneración macular e, incluso, trastornos en la sangre y tipos de cáncer. La lámpara incluye un módulo que permite grabar imágenes y vídeos de todos los exámenes. Los usuarios pueden configurar los ajustes de la cámara conforme a las preferencias personales y a las condiciones de la sala de exámenes. Existe una opción de guardado automático para la última imagen o vídeo capturados. Se pueden registrar hasta 5 imágenes en un solo evento de captura.

¿Cómo se hace la prueba?

El profesional examina los ojos, especialmente los párpados, la córnea, la conjuntiva, la esclerótica y el iris. Con frecuencia, se utilizará un tinte amarillo (fluoresceína) para ayudar a examinar la córnea y la capa de lágrimas. El tinte se limpia por fuera del ojo con las lágrimas a medida que se parpadea. Luego, se colocan gotas en los ojos para dilatar las pupilas. Las gotas se demoran aproximadamente de 15 a 20 minutos para hacer efecto. Por último, se repite el examen con la lámpara de hendidura usando otro lente pequeño, sostenido cerca del ojo, de manera que se pueda evaluar la parte posterior de este.

En Barreña sabemos la importancia de esta herramienta, ya que con esta prueba y las lámparas de última tecnología, el profesional puede ver la salud del ojo desde cualquier ángulo, y además puede grabar imágenes para que el paciente también pueda ver los resultados y entender la situación de su salud ocular.